Plantas de purines: Benigno Casas, Alcalde de Consuegra, pide al gobierno de la Junta que defienda a los ganaderos y el empleo de la región

benigno-casas-sede-psoe.jpg - 62.21 KB

26 de febrero de 2014

Ante la amenaza de cierre de las plantas de purines por la reforma energética del Gobierno del PP, Casas pide a Cospedal que defienda a los ganaderos y el empleo de la región y medie ante Rajoy.

El alcalde de Consuegra alerta sobre el problema medioambiental y la pérdida de empleos que va a provocar la modificación de la normativa legal que cambia las reglas del juego en mitad del partido y sin plan B alternativo

El alcalde de Consuegra, Benigno Casas, pedía hoy a la presidenta de Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, que defienda los intereses de los ganaderos y al empleo de la provincia de Toledo y de la región y que medie ante el presidente Rajoy para evitar el cierre de las plantas de tratamiento de purines que va a provocar la reforma energética que pretende el Gobierno central del PP.

Casas quiso hacer un llamamiento al Gobierno de Castilla-La Mancha “para que no se ponga de perfil ante un asunto tan grave para la provincia y para que la presidenta Cospedal medie ante el Gobierno central y defienda los intereses de los ganaderos, el empleo y el medio ambiente de nuestra comunidad autónoma”.

Una petición que el alcalde de Consuegra está pendiente de realizar también personalmente a la consejera de Agricultura de nuestra región a quien ha solicitado una entrevista para abordar esta problemática y para quien tiene abierta su agenda de lunes a domingo, las 24 horas, para hablar de este asunto.

Y es que Casas echa de menos que, hasta el momento, ningún miembro del Gobierno de Castilla-La Mancha se haya pronunciado ante un problema que los afectados, ganaderos, trabajadores y empresas, están haciendo visible como hicieron la pasada semana con una manifestación en Toledo en la que participó el alcalde consaburense mostrando así su total apoyo al sector.

Benigno Casas comparecía hoy ante los medios de comunicación con la exclusiva intención de defender a los ganaderos y el empleo de su localidad que se van a ver muy negativamente afectados por este cambio legal en las industrias renovables que el Ejecutivo nacional aprobará en breve y que implica el recorte de primas a las plantas de cogeneración de tratamiento de purines.

El alcalde resaltaba que la planta de tratamiento de purines de Consuegra presta servicio a los ganaderos de la localidad y de localidades cercanas como Sonseca, Villafranca de los Caballeros, Madridejos o Mora y que supone 30 puestos de trabajos directos, además de los indirectos.

Su previsible cierre, como consecuencia de la reforma energética del PP, va a tener consecuencias muy graves, como en el resto de España donde hay un total de 29 plantas, en el empleo, en la actividad empresarial, en el sector ganadero y, muy especialmente, en el medio ambiente.

Y es que, aseguraba Casas, la voluntad política que permitió la puesta en marcha de esta planta de purines en Consuegra en el año 2009 solucionó un grave problema como el vertido de residuos contaminantes en los territorios.

Algo a lo que se añade, alertaba muy preocupado el alcalde, “que no hay plan B para cuando la planta de purines deje de funcionar, como de hecho ya está ocurriendo porque desde hace 15 días esta planta ha decidido dejar de recibir los excedentes de purines de las explotaciones ganaderas”.

“Va a suponer un daño muy importante a las explotaciones ganaderas de la provincia de Toledo, como a las del resto del país, que no van a contar con una planta que gestiona el 100% de los purines que producen”, añadía. La planta de Consuegra recibe 350 m3 de purines que generan diariamente 120.000 cabezas de porcino que gestiona la sociedad de ganaderos “La Carbonera”.

También aludía Casas al “daño que se hace a las empresas que apostaron por esta actividad que, en el caso de Consuegra, supuso que una empresa decidiera invertir en una zona rural, en nuestro pueblo, 30 millones de euros”. Además, se pretende aprobar con carácter retroactivo desde Julio de 2013, lo que supondría que las plantas de cogeneración de tratamientos de purines tendrían que devolver cada una 3.000.000 de euros aproximadamente. Por supuesto genera una inseguridad jurídica que asusta a cualquier inversor que tuviera intención de instalarse en este País.

Porque, “el Gobierno socialista decidió en 2007 establecer un marco jurídico que garantizaba la rentabilidad de la planta durante 15 años” y “ahora, tan sólo 5 años después de haber hecho la inversión, el PP hace una reforma energética que les cambia las reglas del juego en mitad del partido y, encima, sin plan B alternativo”. De igual manera, se consiguieron en la anterior legislatura subvenciones, por parte de la Junta de Comunidades de Castilla La Mancha, para las dos sociedades de ganaderos, de Consuegra y de Polán, que sirvieron para adquirir los medios de transporte de recogida de excedentes directamente en las explotaciones ganaderas.

Para Casas, el Gobierno del PP está cometiendo un error al meter en el mismo saco la generación de energía eólica y huertos solares con las plantas de purines “porque no se valora que, aparte de generar energía renovable, se está salvando un problema medioambiental importante como es el vertido de residuos”.

El alcalde de Consuegra confía en que el Gobierno central y el Ministerio de Industria rectifiquen y por ello seguirá dando los pasos que en su mano estén para apoyar a los ganaderos e industrias de la localidad, también buscando por consiguiente la mejor solución para el medio ambiente y para conservar puestos de trabajo, quejándose de la falta de sensibilidad del ministro Soria con este problema.

 Disfusión en prensa:

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *