Preocupación del Ayuntamiento de Consuegra por el nuevo “hachazo” a los servicios sociales

alcalde-consuegra.jpg - 7.49 KB                                             icono-jccm.jpg - 8.20 KB    

Preocupación en el Ayuntamiento de Consuegra por el nuevo “hachazo” a los Servicios Sociales

El alcalde de Consuegra, Benigno Casas, manifestaba su honda preocupación por los recortes sistemáticos que estamos sufriendo en servicios sociales desde que el gobierno de Mª Dolores de Cospedal llegó a la presidencia de la Junta de Castilla La Mancha.

Con el pretexto de la mala situación económica, el gobierno Cospedal no ha dejado en ningún momento de cercenar servicios sociales. Este año que termina han vuelto a reducir los servicios sociales básicos del 66 al 60%, sin negociación ni comunicación previa (sólo una simple y fría carta). ¿Sabe la presidenta la cantidad de vecinos que solicitan estos servicios diariamente? ¿Conoce el drama humano que hay detrás de cada uno de los casos? ¿Qué propone que hagamos con estas personas?

 En cuanto a la ayuda a domicilio, uno de los servicios más valorados y demandados por los vecinos, el gobierno regional pretende que los ayuntamientos modifiquen sus ordenanzas, cosa que se traducirá en un incremento de la cantidad aportada por los usuarios, que en algunos casos pasarían de pagar 30€ a 100 ó 120 €. ¿Cuántas personas se lo podrán permitir? ¿Cuántas se verán obligadas a renunciar al servicio? ¿Quién atenderá a esas personas?

No discutimos, señalaba el alcalde, que en situaciones difíciles como la actual, se han de realizar esfuerzos por parte de todos. Sabemos que no podemos gastar más de lo que ingresamos. Lo que no puede ocurrir es que los mayores esfuerzos los hagan los más desfavorecidos: mayores, familias, discapacitados,…

Este gobierno, abundaba Casas, que en boca de su presidenta decía que meter en la urna electoral la papeleta del PP era como firmar un contrato de trabajo, la única forma que conoce de solventar los problemas es recortar servicios y derechos históricos que buscaban mejorar la calidad de la vida de las personas.

Mis preguntas, concluía el edil, son obvias: ¿es imposible hacer las cosas de otra forma?, ¿es inevitable realizar tantos recortes en servicios sociales?, ¿no existen otras formas de aumentar los ingresos?, ¿todos los ciudadanos están contribuyendo en proporción a sus posibilidades? Para mí, la respuesta es clara, no es cuestión de alternativas; es cuestión de ideología.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *